viernes, 15 de diciembre de 2017

MIRADORES de ESPACIOS NATURALES ¿Integración o desintegración del paisaje?

--&g

Un mirador es una ubicación que permite contemplar el paisaje de modo amplio, panorámico. Generalmente en emplazamientos elevados del territorio, por ello los miradores naturales siempre fueron cumbres, collados y bordes prominentes: acantilados, paredones, páramos, laderas, taludes…

Mirador natural: ladera frente al macizo de Maladeta. Pirineo aragonés

La principal cualidad de un mirador es la facilidad con que nos muestra el paisaje, integrándonos en él como observadores. A este respecto conviene recordar que paisaje es tanto lo que observamos desde el mirador como el propio mirador. Por ello, los miradores situados en espacios naturales -o en recintos históricos- han de ser congruentes con su ambiente y función: deben servir exclusivamente a la contemplación del paisaje.


Mirador de la Senda de los Cazadores, 
asentado en los paredones de la izquierda, casi imperceptible. 
Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Pirineo aragonés

La misión de cualquier mirador en un enclave natural es amplificar nuestra percepción del entorno escénico, si ello requiere la inserción de una infraestructura (siempre discutible) esa obra ha de ser muy discreta: casi imperceptible. No hay modo de sumirse en un paisaje natural allá donde el mirador es una instalación artificiosa, absolutamente ajena al medio, definida por formas y materiales que le son extraños o dotada de una funcionalidad extravagante.

Mirador de la Senda de los Cazadores. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. 
Pirineo aragonés


CARÁCTER PUNTUAL DE LOS MIRADORES

Cualquier mirador es un punto privilegiado de observación, pero simplemente un punto. Un punto centrífugo que nos proyecta hacia el entorno, nunca un punto centrípeto que intente dirigir nuestra atención hacia el propio mirador. La esencia del mirador reside en su posición estratégica, soportada frecuentemente sobre elementos destacados del relieve. Por tanto, la contemplación respetuosa del paisaje natural implica una escrupulosa integración del mirador en ese relieve, al punto de que permita percibir el territorio sin que seamos percibidos desde él. No obstante, tal punto de vista ha variado el enfoque con los siglos y las modas.


MIRANDO MIRADORES
Echemos un vistazo a una lista de miradores -en grado creciente de artificialidad- ligados a diferentes paisajes y épocas…




Mirador natural en la Hoz de Pelegrina. 
Parque Natural del Barranco del Río Dulce, Guadalajara (España)
Mirador natural en la Hoz de Pelegrina, Guadalajara
Consiste simplemente en una peña donde asomarse a la Hoz de Pelegrina, labrada entre paredones calizos por el río Dulce. Es un ejemplo de mirador natural, carente de intervención humana sobre el terreno.





Placa del Mirador de Javier. 
Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, Madrid (España)
Mirador de Javier, Sierra de Guadarrama
Se trata de una roca a la que han adherido una placa metálica, marca un buen punto de observación sobre la Laguna Grande de Peñalara y el circo glaciar. Al parecer, la placa hace referencia a un montañero muerto en la zona por un alud en enero de 2009




Miradores de Las Barrancas de Castrejón y Calaña. Burujón, Toledo (España)
Miradores de Las Barrancas de Castrejón y Calaña, Burujón
En la provincia de Toledo, junto al río Tajo, la erosión fluvial y pluvial esculpe espesos depósitos de arenas. En las cotas altas una cerca de madera sirve de límite de seguridad a un mirador de moderada artificialidad.




Mirador en la cumbre de Cabeza de Líjar. Sierra de Guadarrama (España)
Mirador de Cabeza de Líjar, Sierra de Guadarrama
Un voluminoso mirador de cumbre con refugio a 1.822,8 m de altitud en el encuentro de las provincias de Ávila, Madrid y Segovia. Es una obra que reutiliza otra anterior: un bunker de la Guerra Civil. La ofensiva artificialidad de aquella infraestructura se intenta compensar con un recubrimiento de piedra local.




Miradores en las cataratas de Iguazú (Argentina y Brasil)
Miradores en las cataratas de Iguazú (Argentina y Brasil)
Pasarelas y plataformas conducen al visitante sobre las aguas. Los materiales constructivos y sus formas son ajenos al lugar, la artificialidad se instala sin contemplaciones y avanza unos pasos más allá del borde mismo de las cataratas.





Trabajos de mantenimiento en el mirador de cristal Pas dans le vide
Aiguille du Midi (3.842 m). Alpes (Francia)
Mirador de cristal, Aiguille du Midi (3.842 m) (Francia)
Por si fuera poco el anterior complejo turístico excavado y adherido en la roca granítica de esta torre alpina, en 2013 se colgó un mirador de cristal sobre 1.035 metros de vacío. Con vistas al macizo del Mont Blanc…y a pingües beneficios económicos.



Complejo turístico instalado en la Aiguille du Midi (3.842 m). Alpes (Francia)


ARTIFICIALIDAD POR TODO LO ALTO

El mirador de cristal suspendido en la Aiguille du Midi sigue una tendencia actual que equipara los miradores de espacios naturales con atracciones turísticas.

En marzo de 2007 se inauguró en un cañón lateral del Gran Cañón del Colorado (EEUU): el Grand Canyon Sky-walk, mirador voladizo a modo de plataforma circular cuyo suelo de cristal asoma a un vacío de 1.400 metros.




No tardó mucho en hacer otro tanto China. En algunos espacios naturales han tendido pasarelas de cristal sobre paisajes abismales, con la transparente intención de incrementar su turismo. En 2015 se abrió en el Parque Geológico Nacional Longgang el mirador con suelo de cristal más largo del mundo, tiene forma de herradura y un recorrido de 26,68 metros sobre 1.010 metros de altura. Y a comienzos de 2017 batieron el récord Guinness con una pasarela voladiza de cristal, la más elevada y larga del mundo, enclavada en el gran cañón del Parque Forestal Nacional Zhangjiajie...donde también existe como atracción el puente de cristal más largo del mundo.

A escala más modesta la moda de los miradores voladizos y acristalados alcanzó los Pirineos en el Mirador del Roc del Quer (Andorra), allí antes bastaba con dos bancos para contemplar el paisaje. En Canarias, el Mirador de Abrante (La Gomera) se extiende 7 metros sobre el aire.   
                              


En el centro peninsular se planea insertar miradores de atracción turística en paisajes destacados de tierras segovianas, concretamente sobre el actual mirador de Piedras Llanas, junto a la ermita de la Virgen de Hontanares, y en Sepúlveda con vistas a su población y al Parque Natural de las Hoces del Río Duratón. Estos proyectos siguen la pauta de los anteriores miradores: dirigir turismo a espacios naturales alterando la integridad del entorno y distrayendo al observador en su percepción del paisaje. Sin duda, esto equivale a negar el paisaje ¡Mira por dónde!

Infografía de proyecto del nuevo mirador de Piedras Llanas, Segovia
(Imagen de la Junta de Castilla y León)



Más sobre miradores proyectados en Segovia:
Deconstruyendo paisajes segovianos 
Artículo de Fco. Javier Barbadillo en la web de Foro Geobiosfera

Más sobre arquitectura de miradores:
Plataforma arquitectura: miradores


Safe Creative #0908274278524

No hay comentarios: